Boda Inmaculada y Ricardo 30/09/2017

by - 3/13/2018


Todos los años tenemos alguna boda de esas de última hora, en la que te llaman en la misma semana modo desesperado, pidiéndote ayuda con alguna parte del evento. Este año fue Inmaculada la que por diferentes motivos con sus proveedores se encontró a una
semana con el problema de que había que decorar el espacio del baile y no tenía a quien se lo hiciera.



Cuando esto pasa solemos intentar acoplarnos como podemos a esa situación y aunque nos supone siempre un trastorno intentamos solucionarles de la mejor manera posible esa situación. Ese  mismo día teníamos otra boda, la suya en Barco de Ávila y la otra en Peñaranda pero gracias al gran equipo que tenemos y a una buena organización del tiempo pudimos darles una solución.



Ellos necesitaban decorar un espacio que iba a ser utilizado para el baile diáfano y no muy bonito que digamos. Tiramos de recursos y de almacén y les realizamos cinco  rincones chill out para que los invitados pudieran sentarse. Les pusimos cortinas negras a los ventanales para dar mas sensación de Sala de Fiesta. 


Sabemos lo importante que es para los novios su día por ese motivo intentamos solucionarles siempre los problemas aunque no hayan sido generados por nosotros. Esta muy claro que la profesionalidad se mide por la satisfacción de tus clientes y ese siempre es nuestro objetivo.

You May Also Like

0 comentarios